Skip links

Quiénes somos

El equipo de Blua Oceano surge de una pasión conjunta: la mar. Gracias a nuestra pasión por el océano y nuestra profesión dentro del mundo digital, sumado a nuestra experiencia en los deportes subacuáticos, hemos creado la primera agencia de marketing digital y comunicación especializada en deportes subacuáticos.

Alba Cuadrado

Las palabras

Canaria, piscis y apasionada del mar, el deporte y el marketing. No concibe su vida sin el mar pero ¿Sabes qué? ¡Es alérgica al pescado y marisco! Y aún así, se come el mundo 🌎

Descubrió la apnea como estilo de vida, lo que le dio la oportunidad de adentrarse en Blua Oceano y compartir pasiones en equipo.

Sus puntos fuertes: hacer magia ✨ mezclando palabras y creando textos inspiradores, siempre con entusiasmo y organización para llevar las ideas a la tierra (o a la mar 🌝 ).

Me resulta fácil sumergirme en proyectos que tengan que ver con el mar, porque ahí, está mi hábitat

Aurora Garriga

La magia

Mediterránea hasta la médula. Centenial. ¿Cente-qué? 🤯 (De la generación Z, posterior a los Millenials – ¡más moderna todavía!) Aurora es una nativa digital: el entorno online es algo innato en ella… ¡Se siente como pez en el agua!

Practica todo tipo de deportes subacuáticos desde que era pequeña, finalmente descubrió la apnea: se enamoró y se quedó. 💙

Lo suyo es la estrategia y organización. Suele llegar la última a los proyectos, coger su varita mágica y ¡PAS!✨ Todo cobra sentido.

Trabajo con pasión en todo lo que hago: mi trabajo me hace feliz, y eso se nota en el resultado 🙂

Marta González

Los ojos

Mediterránea apasionada del mundo marino, el buceo y el diseño. Marta lo dejó todo para ir a bucear a una isla paradisíaca de Indonesia, donde hizo su divemaster. ¿Ese no es el verdadero significado de la PASIÓN?

La vida la puso en el camino de Blua Oceano y ahora es capaz de plasmar la esencia y los valores de la agencia en todas las acciones que realizamos, cuidando hasta el último detalle de diseño y sumergiéndose en una ola de inspiración

¿Dónde vas a encontrar a una diseñadora gráfica que no llame “bombona” a la botella de buceo?